Quicktext hotel chatbot Mantecadas, pastizos y buñuelos en tu visita al valle del Guadalest

T. 676 010 171

es

ende

Date un capricho, dulces caseros no reñidos con la alimentación sana.

El blog de Cases Noves

< Volver al listado
Date un capricho, dulces caseros no reñidos con la alimentación sana.
publicado en la categoría Cases Noves

¿Te gustan los dulces típicos? En el Valle de Guadalest podrás elegir entre una amplia variedad de opciones, como las mantecadas, que pasamos a comentarte. No dudes en probarlas durante tu próxima visita a esta zona de la provincia de Alicante.

 

¿Cuáles son los dulces más recomendables de esta zona de España?

 

Las mantecadas de almendra se han convertido ya en sinónimo de la Navidad. Su sabor es espectacular y tiene matices cítricos, gracias a la cáscara de limón que se usa para su elaboración. Además, combinan muy bien con un buen vino dulce de la provincia.

Los pastissets d'ametlla pastizos son un perfecto ejemplo de la influencia árabe en la cocina de la provincia alicantina. Consisten en unas empanadillas de hojaldre rellenas de cabello de ángel o de boniato. La almendra y el café les aportan matices gustativos de lo más interesantes.

Mientras, las coques cristines le añaden a una oblea clásica una cobertura de merengue con canela. Se hornean y quedan crujientes y de lo más sabroso. Sin duda, es uno de los postres favoritos por los viajeros.

Por su parte, los buñuelos de calabaza son siempre espectaculares. Su textura esponjosa y el sabor de esta hortaliza los convierten en una opción para tener muy en cuenta. Resultan ideales para merendar.

Quizá te apetezcan los almendrados. Llevan azúcar, huevo, ralladura de limón, harina y almendra. Su sabor es agradable y pueden tomarse a cualquier hora. Seguro que no te resultará nada fácil resistirte a sus indudables encantos.

También está la coca de mollitas con chocolate, otra opción perfecta. Las mollitas se hacen con harina y aceite. Se hornean con la coca de forma tradicional. Sobre esta última se añade chocolate fundido para crear un contraste de sabores mágico.

Y para terminar este recorrido por los mejores dulces caseros de la zona, hablamos del bizcocho de almendra. Se prepara con una receta de siempre en la que se combina la esponjosidad con el sabor más agradable. Cada bocado te dejará con ganas de más.

Recuerda que todos estos dulces se pueden aderezar con la miel y la mermelada casera de la zona. Si eres goloso, o golosa, no tardarás en poner a prueba tu paladar al final de cada comida. Seguro que disfrutas con ese sabor de siempre que te llevará directamente a tu infancia.

 

¿Por qué son tan saludables estos dulces caseros?

 

Básicamente, porque no llevan ningún tipo de conservante y están preparados con ingredientes locales. Así es más fácil controlar el nivel de calidad y, sobre todo, ganar en frescura.

Los fantásticos limones de la zona, la mejor harina y un aceite único hacen el resto. Es lógico deducir que también el cariño de la persona que los elabora es definitivo para conseguir los mejores resultados.

Así no tendrás que degustar un producto lleno de químicos o con demasiados ingredientes poco saludables. Tanto el aroma como el sabor son, sin duda, la mejor tarjeta de presentación de estos dulces caseros que te permitirán alimentarte de forma saludable durante tu estancia en el Valle del Guadalest.

Además, ¿conoces alguna manera mejor de reponer las fuerzas perdidas durante las excursiones que con un dulce saludable? No te resistas a probar estas delicias para protagonizar una experiencia gastronómica única que desearás repetir lo antes posible.

 

El mejor complemento para tu viaje

 

Si estás pensando en elegir un hotel solo adultos en Alicante, apuesta por esta zona. Encontrarás unos parajes fantásticos y también la mejor gastronomía. A buen seguro, tus vacaciones serán distintas e inolvidables.

Contacta ya con nuestro boutique hotel en Alicante, prueba nuestras mantecadas y no tardarás en descubrir que la repostería tradicional sigue tan vigente como siempre. Notarás la diferencia desde el primer bocado.